about
coin-operated
marie gabrielle. santiago, chile. veinte años. 10 de septiembre. music = life. diseño de vestuario.
moar here.



find me
jueves, 8 de junio de 2017
posted at 23:06

Los momentos compartidos en silencio,
las caricias regaladas con amor
y tus manos en mi regazo
sintiendo mi corazón.

Entre sollozos mi seno
te dará consuelo y calor
y juntas creeremos que el mundo
por un instante paró su reloj

miércoles, 28 de septiembre de 2016
Siboney posted at 10:12

Siboney'...
Yo te quiero, yo me muero
Por tu amor.
Siboney'...
En tu boca
La miel puso su dulzor.

Fue el 6 de septiembre a las 22.35pm cuando vi tu carita por primera vez. No lloré, pero tu si. Estaba impactada que esa pequeña personita había estado dentro mío, que eras lo que había cocinado por 9 meses en mi hornito.

Te pusieron en mi pecho y abriste por 5 segundos tus ojitos, como queriendo conocerme, y ahi guardaste silencio, me miraste y te tranquilizaste, mientras yo no dejaba de ver cada centimetro de tu piel, analizar cada parte de tu ser.

Fue la segunda noche que pasamos solas en la clinica cuando llore contigo en brazos. Nunca imaginé ser madre, y creo que no estaba mucho dentro de mis planes, pero es tan cierto todo lo cliché que dicen. Todo ese amor que nace, fluye desde lo más profundo de mi persona, rebalsa mi piel y no puedo dejar de verte, ver como descubres el mundo, como tus manitos se mueven, como tus patitas se sacuden. Eres luz y un mundo nuevo para mi.

Tratare de protegerte y cuidarte mi vida entera.

Ahora ya tienes 3 semanas, has resultado ser demasiado tranquila, has echo que descubra mi maternidad, que descubra esta nueva Gabrielle que nació junto contigo. Y puedo decir, puedo hasta gritarlo, que te amo demasiado Siboney. Te amo hija mía.

jueves, 3 de marzo de 2016
Disfruto posted at 21:29

Me complace amarte
Disfruto acariciarte
Y ponerte a dormir

Es escalofriante
Tenerte de frente
Hacerte sonreír

Daría cualquier cosa
Por tan primorosa
Por estar siempre aquí

Entre todas esas cosas
Déjame quererte
Entrégate a mi

No te fallare
Contigo yo quiero envejecer

Quiero darte un beso
Perder contigo mi tiempo
Guardar tus secretos
Cuidar tus momentos
Abrazarte, esperarte, adorarte
Tenerte paciencia
Tu locura es mi ciencia

Disfruto
Mirarte cada movimiento
Vicio que tengo

Un gusto valorarte
Nunca olvidarte
Entregarte mis tiempos.

viernes, 10 de abril de 2015
posted at 10:46

Mi corazón creo que nunca dejará de llenarse
Sentirse querido, la felicidad ahí, sin moverse
Palpitando descontroladamente cuando mi mano tomas
Y derritiéndose cuando con tus labios me besas

Estaría toda mi vida mirándote
Estaría toda la noche amándote
Dejar que nos perdamos entre besos y sabanas
Que mis piernas tiemblen mientras me tocas
Y ver como tus manos se tranquilizan cuando me sabes cerca

Tus pupilas se dilatan, mientras me miras fijamente.
Yo no dejo de mirar lo oscuro de tus ojos,
Tus labios entreabiertos,
Y
Suspiramos fuerte.

Aferrada a tu vida quiero quedarme, siempre.


jueves, 5 de marzo de 2015
posted at 18:21

Hoy nos damos todo lo que se nos da 
Hoy nos damos todo eso y mucho más 
Amanecer colgado de tu labios.

Brillas 
Y brillas tan lindo 
Y brillamos tan juntos entre pestañas 
Divina, divina sonrisa 
Abrazo de luna, de luna llena.

martes, 27 de enero de 2015
posted at 10:39

Han sido varias las noches, de intriga
de verdades y me duele.
Me duele que todo lo que dí,
que todo lo que ofrezco
se lo pasaron por la raja.

En adelante no dejare que nadie entre en mi hogar,
Nadie ajeno, sólo lo mejor de lo mejor.
Quienes realmente me respetan,
Quienes realmente me valoran,
Quienes realmente me aman.

No más gente enferma.

domingo, 21 de diciembre de 2014
posted at 18:17

Las nubes lentamente se fueron moviendo,
El viento se coló entre nuestros cuerpos,
El sol iluminaba nuestros rostros,
Y mi nuca tu respiración sintiendo.

Tu mano acariciando suavemente la mía
Y mis ganas de no soltarte
De quererte besar a cada instante,
Entregar mi alma,
Hundirme en la tuya,
Mezclarnos entre risas,
Agarrarte suave,
Dejar caerme en este mar,
Que me lleve lejos,  lejos
Pero cerca de ti.

sábado, 6 de diciembre de 2014
posted at 20:48

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

martes, 18 de noviembre de 2014
posted at 14:59

Desperté a mitad de la noche y su espalda estaba ahí
Tan serena y tersa, morena que me llama a morderla

Desperté a mitad de la noche y sus labios estaban ahí
Respirando tranquilamente, y yo ahí
Observándolo, perdiendo mis dedos en sus cabellos.

Desperté a mitad de la noche y sus ojos miraban los míos
Un beso, dos, tres, hasta infinitos
Enredando las piernas, abrazándonos, entregándonos.

Se me escapa un suspiro y tiembla,
El corazón no deja de palpitar rápidamente,
Mi cabeza deja de analizar un poco
Y cada pasadizo se llena de blancura.

Se me escapa otro suspiro,
Agarro las sabanas para no perderme,
Me sonrojo, demasiada alegría.

Desperté a mitad de la noche y me puse a pensar;
que no hay nada más rico que despertar contigo.
Tus dedos entrelazan los míos y mi camino ya no es el mismo junto a ti.

Hace demasiado tiempo que no sentía esto.
Felicidad de la mano con el amor.

viernes, 20 de junio de 2014
posted at 22:02

Poco entiendo lo que pasó, pero sé que cambió, que su mirada ya no es la misma, que su pensamiento tampoco lo será, y una pena me viene de vez en cuando, en especial cuando recuerdo lo bonito.

Como no me dejo morir, aquí estoy, recorriendo nuevos caminos, pero esta vez no sola, con mis amigos que me llevan en brazos y no dejan que me caiga, que me defienden, me sostienen, me acompañan. Siempre me ha costado expresar lo que siento, decirlo, hablarlo, escupirlo, pero ahora que lo estoy haciendo, sin miedo al qué pensaran, o que me juzgaran, he descubierto cosas maravillosas.

Pero no puedo negar que le extraño, simplemente... cuando lo hacía reír y eramos todos felices. Cuando nada raro sucedía, cuando nada toxico pasaba.

Habrá que salir de ahí
Lentamente,
Ponerme al sol,
Sanar las heridas,
Llorarte alguna noche,
Odiarte en otra
Hasta que te vayas.

Adiós.

viernes, 23 de mayo de 2014
Arrepentidos posted at 16:59


Giran las manecillas, tiempo y motor 
y lo que aun no sucede ya sucedió. 
Cambian los tiempos, cambias tu dirección 
calles que no conozco, pero allá voy. 

Se apaga el mundo cada vez 
que no te encuentro ahora lo sé. 

Funcionamiento abstracto de la razón, 
martes para sentarse a mirar el sol. 
En una de esas se me aparece Dios, 
sólo tengo un cigarro para los dos. 

La vida justa nunca fue, 
lo sospeché y ahora lo sé. 

Algunas teorías me hacen sentido 
otras son puro ruido dime quien soy: 
en esta fila larga de arrepentidos 
que desde ayer no avanza mejor me voy 

Ciudad a punto de estallar 
no sé si reírme o llorar.

domingo, 18 de mayo de 2014
posted at 20:06

Y la noche que avanza
y tus ojos negros
y mi soledad interminable.
De nuevo empieza a llover.
Y sonrío.
Ni sé por qué.
Es un ejercicio para el corazón.
Sonreír
y pensar que somos
un minúsculo grano de polvo
en el infinito.
Un destello de luz.
Nada.

jueves, 3 de abril de 2014
posted at 21:43

Estoy de rodillas
Sólo mis memorias
Quedan para aferrarme

No sé como
Pero saldré de esto;
Lentamente reponerme

No hay salida
Mantenerme segura
Esto se siente irreal

Nada viene fácilmente
Llenar este espacio vacío.
Nada es como parece
Transformar mi dolor en gracia

Siento el frío
La soledad se despliega
Como de otro mundo

Venga lo que venga
No desapareceré
Pero sé que cambiaré

Nada viene fácilmente
Llenar este espacio vacío
Nada es como era
Transformar mi dolor en gracia

Nada viene fácilmente
Cómo empezar?
Nada me trae paz
He perdido todo
Sólo quiero sentir el abrazo.

miércoles, 2 de abril de 2014
Una ducha helada posted at 9:49

Una ducha helada para reaccionar.
Una ducha helada para detenerme.

En este momento deseo muchas cosas, como dejar de que corran las lágrimas por mis mejillas, que dejen de caer al suelo y de alguna manera vuelvan a subir por mis pies y vuelvan a salir.
Me obligo a comer porque todo lo que se introduce, se vomita de forma abrupta.

Qué mierda fue lo que pasó.
Tener que caer tan bajo, tocar fondo, para darme cuenta lo mierda que me siento, las millones de inseguridades me atacaron y me quebraron, y ahora hay una fuga, una eterna fuga de sentimientos que no dejan de brotar y se arremeten contra mi cabeza.

Quiero huir muy lejos, quiero matarme, quiero desaparecer y quiero doparme.

Pero lo más importante, es que quiero quererme. Quiero amarme y no sentirme sola, porque mierda, no dependo de nadie para ser feliz, lo sé, pero aún así dependo de todos.

Quiero que me hagan el amor fuerte, hasta que mis ojos queden en blanco, para así dejar irse con un orgasmo la pena.

Mucho miedo en mi mirar, estoy desperdiciando mis días, mi vida se me está escapando.

La vida sigue, y yo siento que me encadenaron a un poste, y espero.

¿Qué espero?
Siempre pensé que era otra persona, pero ahora mientras más lo pienso, mientras más me ahogo, me doy cuenta que me estoy esperando a mi misma, que llegue sola, que llegue decidida. Pero es imposible, porque si no me muevo yo, si no me motivo yo, si no me doy las putas ganas, si dejara de mirar con un velo, si dejara de ocultarme, si dejara todo esos problemas, nadie lo hará por mi, y por eso me sigo sintiendo encadenada, porque al final, yo no me he dejado estar libre.

Y escribir no me hace estar mejor, más bien me atrapa, me encierra. Por que de qué mierda me sirve escribir todo lo que siento, si al momento de poner publicar, seguirá todo metido dentro de mi. Necesito escucharme, necesito hablar de esto en voz alta, quizás así todo tendrá sentido, pero me quedo quieta y escucho y no escucho nada, esperando que mi mente hable y no habla nada, y al momento de abrir la boca, no salen palabras, solo salen sollozos que se atragantan en mi garganta.

Una ducha helada, donde las gotas se clavan como cuchillos en mi espalda... y me tire al suelo, dejando que me golpeara el agua, mientras seguía inmobil y llorando, donde todo se fusionaba en un charquito de color rosado bajo mis pies. Y duele, duele de adentro.

Necesito ayuda
Ahora.

lunes, 31 de marzo de 2014
posted at 14:12

Dormir abrazada a ti, sintiendo tu aroma. Sólo eso.

miércoles, 19 de marzo de 2014
posted at 17:03

En algún momento mientras me enamoraba de nuestra conversación de medianoche, mientras exhalábamos las ansias en un cigarro, interrumpíamos la respiración con un trago de café y leíamos notas que sólo nosotros podíamos entender... Me dí cuenta que estoy enamorada de la presencia infinita de tus palabras y lo que siento al saber que existes.

Pero

... No estoy enamorada de ti.

lunes, 17 de marzo de 2014
posted at 11:11

Lo he de vivir.
Quedarme adormilada entre tus piernas.
Dentro de ti, pequeña inmensidad, dulce anestesia.
En blanco te dejaré, como dejo este verso.
Porque tú conviertes las curvas en rectas
Entrar en ti. Nacer pero al revés, huir ahí dentro.
En tu oscuridad.

Por ti sería una mezcla de beata y ramera.
Dignísima gente rastrera.
Fantástico…
Si volviera a nacer, sería un bebé.
¿Qué otra cosa podría desear como amante
que ser tu eterno lactante, un mutante suplicante?
Ya sé que no somos una pareja al estilo de antes,
pero no es necesario tener principios, lo importante es tener finales.
Gracias.

sábado, 15 de marzo de 2014
posted at 16:44

Iluminas todo el mar
Con tus ojos oscuros,
El reflejo de la luna me enamora
Así como la sonrisa que se te escapa.

miércoles, 12 de marzo de 2014
posted at 8:06

No lo soporto más. Sí, me cansé.
No soporto más lo fragil que estoy, que hasta los sueños me atormenten.
Y si pudiera expresarme, si pudiera entender qué es lo que me hace apretar el pecho, entonces lo sacaría todo. Pero no sé que me pasa, no sé de donde sale tanta pena y no sé cuando terminaré de llorar cada mañana o a mitad de la noche cuando ya pienso que moriré.

Quiero que todo salga, limpiarme adentro, barrer cada rincón, que no quede ninguna gota, pero es imposible, es imposible no vivir de esto, porque me lo dijo el doctor; solución alguna no tengo, sólo depende de mi. Depende de cuantas ganas tenga de vivir.

Y antes me hubiera rendido, pero me gusta lo que vivo, lo único que me falta solucionar, es donde está la puta fuga de pena, que no se cierra.

Las noches son lo peor.
Y las mañanas también.
Y las tardes, y los minutos, las horas, los segundos, los pasos, las miradas, las caricias y lo sola que me siento, a pesar de tenerlos a todos, a todos conmigo, a todos dándome su amor, lo sola no se me quita, y la ansiedad me persigue, y aquí estoy, fumando un cigarro muy temprano, llorando incontrolablemente, escuchando música, pensando en varios, menos en mi.

sábado, 8 de marzo de 2014
posted at 15:18

La tormenta se acerca y no me importa
La gente se está muriendo, yo cierro las persianas.

Todo lo que sé es que estoy respirando ahora.

Quiero cambar al mundo, pero prefiero dormir
Quiero creer en algo más que en 'tu y yo'.

Pero todo lo que sé es que estoy respirando.
Todo lo que puedo hacer es seguir respirando.
Todo lo que podemos hacer es seguir respirando (ahora)

jueves, 6 de marzo de 2014
posted at 13:34

Los dedos no dejan de arrancar este sentimiento que me mata lentamente, me pongo nerviosa y pierdo el conocimiento, estoy cayendo en espiral al vacío, y tengo miedo, porque no sé si acaba o alguien me sacará, o si yo misma podre enfrentarlo.

Todo huele mal, todo tiene un sabor extraño, y yo sigo aquí, escondiéndome a ver si alguien me encuentra.

posted at 11:52

Por qué aunque te de todo, nunca miras a mi dirección? Me aprieta el alma pensar en donde andan tus pensamientos, me sudan las manos cuando me sonríes y me lloran los ojos cuando me doy cuenta que no soy nada para ti.
Poco a poco se derrumba todo en mi frágil mente, me cuestiono tantas cosas, que es lo que siempre hago mal, porque nunca soy la primera; la segunda opción soy. 
La garganta se me aprieta más, mi mente ya está cansada de imaginarse paisajes contigo, mis dedos están cansados de dedicarte textos, porque siento que al fin y al cabo, no lo mereces, no mereces mis pensamientos, mis risas y mis dolores.
Y aún así, sufriendo y todo, te quiero el día de hoy a mi lado.
Me caes muy mal, y me encantas. Irónico.

sábado, 1 de marzo de 2014
posted at 13:23

La gente siempre dice que duele en la noche
Y aparentemente gritarle a la almohada a las 3am
Es la equivalencia romántica de un corazón roto.
Pero a veces
Son las 9am un martes en la mañana
Y estás parado en la cocina esperando que el pan se tueste
Y el olor a luz empolvada y té earl gray te hace extrañarlo mucho
No sabes que hacer con tus manos.


viernes, 28 de febrero de 2014
posted at 20:59

Quiero que sea invierno, así de simple, quiero que sea invierno y que el frío se cale entre mis sabanas, que los días sean nublados, que al despertar este lloviendo, quiero mojarme, quiero ver mi reflejo en los charcos, quiero escuchar como las gotas golpean las hojas, quiero que nieve allá arriba donde estudio, quiero ocupar largas bufandas, refugiarme en mucha ropa, quiero tomar té a todo momento, quiero buscar calor con mis gatos, quiero fumar un cigarro en la helada noche, quiero llorar y sentir que el clima está tan mal como yo, quiero reír debajo de los paragüas, quiero usar guantes y quiero que estés conmigo en invierno.

martes, 25 de febrero de 2014
posted at 9:08

Mírame, mi amor
Sentado en el rincón oscuro de la habitación.
No quiero pensar
Mi cuerpo roto, mi cabeza no puede parar.
Será mejor
Cargar mucha energía si camino bajo el sol
Y descansar,
Brillas como la luna sólo que un poquito más.

La draga entra muy profundo al corazón.
Lo más campante, vas perdiendo el control.
Lo más campante, me dices "te prometo"
Hoy pongo en off la voz.


domingo, 16 de febrero de 2014
posted at 18:17

Creo que a veces poco tú me entiendes,
Cómo entender si apenas me devuelves
La mirada o el beso que a veces te robo,
Que ladrón que soy, que empeñado estoy…
En escribir tu nombre en los mensajes
Que he comenzado yo mismo a enviarme;
La locura es tu forma de incapacitarme,
De escapar de mí, de no estar aquí.

Y entre las cosas tontas que he pensado
Está el pedirte el corazón prestado
Para abrirlo un momento y ver cómo funciona
La combinación que te haga mejor persona (para mí).

viernes, 14 de febrero de 2014
posted at 20:09

Queriéndote
Es lo único que no quiero ahora
Corre de mi cabeza
Huye en un campo lejano

Abrázame y olvídame
Que mi pecho se apreta
Tus ojos iluminan mi andar
Guías mis pesadillas

Hablar entre los dos
Secretos de un mañana
Porque eso somos,
Una incógnita para los demás

¿Y la vida me perdonará?
Que la pena que me llena
Me la sacas de un golpe
Me dibujas sonrisas
Y yo me entrego

Me dan ganas de empujarte
Que caigas y te revientes
En multicolores papeles
Que van y vienen en mi mente

Que llenes mi habitación
Con tu aroma
Y que tu abrazo nunca falte
En mis noches donde no hay sol

Convierteme en una lechuza
Volemos un rato los dos,
Conversemos de tu hoy
Riámonos de mi ayer
Para que después con un beso
En una rama alta me dejes
Y tu sigue adelante
Que con todo lo que me has enseñado
Yo ya soy feliz.

jueves, 13 de febrero de 2014
posted at 2:16

Y es como una historia repetitiva, donde todo da vuelta y vuelta y no nos podemos detener. Es como morder algo duro y sentir sabor amargo, algo ridículo y sin sentido, una mera coincidencia entre la felicidad y la tristeza. Con las manos cruzadas, le rezo a Dios de que todo salga bien, que aunque el mundo sea de color negro, yo, persona desconocida, podría hacer algún cambio, algo minúsculo. Algún bicho en una gran cama, una metamorfosis quizás, pero no hablemos de libros que estoy aburrida de eso. Una sonrisa que se borra y una cara que se deforma. ¿Que es este sentimiento? Puede ser el comienzo de la historia, un principio que lleva al final que es igual al principio. Una vuelta, dos, tres, hasta siete. Quizás. Quizás simplemente deba acostarme y dejar que mi cerebro deje de pensar.

miércoles, 12 de febrero de 2014
posted at 10:40

Te echo de menos, le digo al aire 
Te busco, te pienso, te siento y siento 
Que como tu no habrá nadie 
Y aquí te espero, con mi cajita de la vida 
Cansada, a oscuras, con miedo 
Y este frío, nadie me lo quita.

Tengo razones, para buscarte 
Tengo necesidad de verte, de oírte, de hablarte 
Tengo razones, para esperarte 
Porque no creo que haya en el mundo nadie más a quien ame 
Tengo razones, razones de sobra 
Para pedirle al viento que vuelvas 
Aunque sea como una sombra 
Tengo razones, para no quererte olvidar 
Porque el trocito de felicidad fuiste tu quien me lo dio a probar 

El aire huele a ti, mi casa se cae porque no estas aquí 
Mis sabanas, mi pelo, mi ropa te buscan a ti 
Mis pies son como de cartón 
Que voy arrastrando por cada rincón 
Mi cama se hace fría y gigante 
Y en ella me pierdo yo 
Mi casa se vuelve a caer 
Mis flores se mueren de pena 
Mis lágrimas son charquitos 
Que caen a mis pies 
Te mando besos de agua 
Que hagan un hueco en tu calma 
Te mando besos de agua 
Pa' que bañen tu cuerpo y tu alma 
Te mando besos de agua 
Para que curen tus heridas 
Te mando besos de agua 
De esos con los que tanto te reias

martes, 11 de febrero de 2014
posted at 22:03

No estoy pidiendo ir a bailar, ya no soy tan tonta
Es cansador seguir sonriendo cuando tus dedos de los pies sangran a través del piso
Es una historia un poco grotesca que ha sido contada muchas veces
No te disculpes, sólo ignorame, porque sinceramente
Estoy demasiado adolorida de encajar,
De montar los soles que se ponen,
Duele mantenerme parada en mis dos pies

¿Cuantos sueños he abandonado para arreglar la manera en que se termina esto?
¿Cuantos príncipes crees que se necesitan para recomponer una mujer como yo de nuevo?
¿Cuantas instancias puedes señalar en que yo no fui amable?
¿Cuantos finales felices necesitas para cambiar tu puta mente?
¿Y cuanto tiempo nos queda...
Antes que sea media noche y veas...
Que...
Nunca fui del tamaño...
Correcto?

domingo, 9 de febrero de 2014
posted at 2:21

No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe... No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma. No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música. No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias. Una que no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo. No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, JAMAS se regresa...

lunes, 3 de febrero de 2014
posted at 12:23

¿Podremos seguir así?
Influenciándonos en nuestras vidas, repitiendo los mismos nombres y realizando las mismas caricias, las miradas furtivas y los roces delicados, insistiendo en los mismos pensamientos y recordándonos cada fecha, recordando cada beso y cada risa, mirándonos, intoxicándonos, amándonos y matándonos.

¿Seguiremos siendo los mismos?
Lo más probable que el viento se lo lleve. Pero mientras tanto, lo atesoro en mi corazón, no mucho, para no ahogarlo ni torturarlo.

posted at 1:13

Que esta noche en donde todos los sentimientos me juegan en contra, esta misma noche es cuando más te extraño. Y me lo niego una, dos, hasta tres veces.

Pero no duraras mucho, porque así como me vienen los sentimientos, se van, así como las lagrimas vienen, también te iras, y así como la felicidad viene, no te quedaras.

La cama se hace tan grande, en donde nos sumergimos los gatos y yo, me lloran, me rodean y me consuelan. Que tengo una maldita sensación de amargo en la boca, te quiero escupir en el rostro y gritarte que eres nadie.

Soy fuerte. Muy muy fuerte, y así como ahora te quiero a mi lado, mañana te querré muy lejos.

Porque en verdad, si cierro bien mis ojitos, si los aprieto fuerte y me muerdo los labios (porque uñas ya no tengo), me doy cuenta que no siento nada, que es nuevamente mi mente y ese otro yo queriendo cagar mis noches. Porque esta noche me estoy riendo fuerte, estoy bailando y estoy olvidando. Esta noche me quiero a morir. ¡Soy libre y feliz!

jueves, 30 de enero de 2014
posted at 9:56

Plenitud mental, corazón contento, sonrisas, salidas, comidas -me declaro arepalover-, sol, montañas, mar, nubes, grandes y hermosas nubes, con vida propia, que me envolvieron y me hicieron una cama, y ahí me dejaron hasta hoy. Hoy donde volví, donde despierto, que por mi me quedaba soñando allá, conociendo, queriendo, riendo, dando vueltas en auto, acariciando, sintiendo, hasta incluso llorando, con las piernas llena de picaduras.

Iluminada, resplandeciente, que este es mi año, mis vivencias, hermosas vivencias... ¿Y lo mejor? Mías, mías, mías... y suyas, por compartir y apañar con la locura. Locura que me da cada vez que me acuerdo de todo, que no me creo incluso que dormí y descanse, una de las cosas que más extrañaré.. Sí, dormir acompañada y tranquilita.

martes, 21 de enero de 2014
posted at 0:38

Estoy sola; estoy completamente sola. Estoy más sola que la una.
Una vez asimilado el hecho, dejo caer el bolso, me pongo de rodillas y apoyo la frente en el suelo. En esta postura ofrezco al universo una sentida oración de agradecimiento.
Primero en inglés.
Después en italiano.
Y por último... por si no ha quedado claro... en sánscrito.

Y como ya estoy en el suelo en actitud suplicante, permitidme que me quede así mientras retrocedo en el tiempo hasta tres años antes de que empezara toda esta historia, hasta un momento en el que estaba yo exactamente en la misma postura: de rodillas en el suelo, rezando.

En la escena de hace tres años todo lo demás era distinto, eso sí. En aquella ocasión no estaba en Roma, sino en el cuarto de baño del piso de arriba de la enorme casa que me acababa de comprar con mi marido en las afueras de Nueva York. Estábamos en noviembre, hacía frío y eran como las tres de la mañana. Mi marido dormía en nuestra cama. Yo ya llevaba como cuarenta y siete noches consecutivas escondiéndome en el cuarto de baño y —exactamente igual que en las noches anteriores— estaba llorando a moco tendido. Llorando tanto, de hecho, que en las baldosas del suelo del cuarto de baño se estaba formando un enorme lago de lágrimas y mocos, un auténtico lago Inferior (por así decirlo) formado por las aguas de mi vergüenza, mi miedo, mi confusión y mi tristeza.

Ya no quiero estar casada.

Estaba haciendo todo lo posible por no enterarme del tema, pero la verdad se me aparecía con una insistencia cada vez mayor.

Ya no quiero estar casada.

No quiero vivir en esta casa tan grande. No quiero tener un hijo.
Pero lo normal era querer tener un hijo. Tenía 31 años. Mi marido y yo —que llevábamos ocho años juntos, seis casados— habíamos basado nuestra vida en la idea compartida de que a los 30 seríamos los dos unos vejestorios y yo querría sentar la cabeza y tener hijos. Para entonces, pensábamos, me habría hartado de viajar y estaría encantada de vivir en una casa enorme con mucho ajetreo, niños, colchas hechas a mano, un jardín en la parte de atrás y un buen guiso borboteando en la cocina. (El hecho de que éste sea un retrato bastante fiel de mi madre indica lo mucho que me costaba entonces deslindarme de la poderosa mujer que me había criado.) Pero descubrí —y me quedé atónita— que yo no quería lo mismo que ella. En mi caso, al rebasar la veintena y ver que los 30 se acercaban como una pena de muerte, me di cuenta de que no quería quedarme embarazada. Estaba convencida de que me iban a entrar ganas de tener un hijo, pero nada. Y sé lo que es empeñarse en algo, creedme. Sé bien lo que es tener una necesidad perentoria de hacer una cosa. Pero yo no la tenía. Es más, no hacía más que pensar en lo que me había dicho mi hermana un buen día mientras daba el pecho a su primer retoño: «Tener un hijo es como hacerse un tatuaje en la cara. Antes de hacerlo tienes que tenerlo muy claro».

Pero a esas alturas ¿cómo iba a echarme atrás? Todas las piezas encajaban. Ese año era el perfecto. De hecho, llevábamos varios meses intentando preñarnos. Pero no pasaba nada (aparte de que —en una especie de parodia sarcástica de un embarazo— yo tenía náuseas psicosomáticas y vomitaba el desayuno todas las mañanas). Y todos los meses, cuando me venía el periodo, susurraba a escondidas en el cuarto de baño: «Gracias, gracias, gracias, gracias por concederme otro mes de vida...».

Me decía a mí misma que lo mío era normal. Seguro que a todas las mujeres que querían quedarse embarazadas les pasaba lo mismo, decidí. («Ambivalente» era la palabra que usaba, huyendo de una descripción mucho más precisa: «totalmente aterrorizada».) Quería convencerme de que lo que me pasaba era típico pese a las abundantes pruebas en contra; como la amiga con la que me había encontrado la semana anterior, que se había quedado embarazada por primera vez después de dejarse una fortuna en tratamientos de fertilidad durante dos años. Estaba entusiasmada. Había querido ser madre toda su vida, me dijo. Y me confesó que llevaba años comprando ropa de bebé a escondidas y metiéndola debajo
de la cama para que no la viera su marido. Vi la alegría en su rostro y la reconocí. Era exactamente la misma alegría que había iluminado mi rostro la primavera pasada, el día en que descubrí que la revista para la que trabajaba me iba a mandar a Nueva Zelanda para escribir un reportaje sobre el calamar gigante. Y pensé: «Mientras tener un hijo no me haga tan feliz como irme a Nueva Zelanda a investigar el calamar gigante, no puedo tener un hijo».

Ya no quiero estar casada.

De día lograba no pensar en ello, pero de noche me obsesionaba. Menuda catástrofe. ¿Cómo podía ser tan imbécil y tan jeta de haberme involucrado hasta ese punto en mi matrimonio para acabar separándome? Si sólo hacía un año que habíamos comprado la casa. ¿O es que no me había gustado irme a una casa tan bonita? ¿O es que no era yo la primera a la que le encantaba? Entonces, ¿por qué la recorría medio sonámbula todas las noches, aullando como Medea? ¿O es que no estaba orgullosa de todo lo que habíamos acumulado, de la magnífica casa del valle del Hudson, del apartamento en Manhattan, de las ocho líneas de teléfono, de los amigos, los picnics y las fiestas, de pasar los fines de semana paseando
por los pasillos de nuestra tienda de lujo preferida, comprando el enésimo electrodoméstico a crédito? Si yo había participado activamente, segundo a segundo, en la construcción de nuestra vida, ¿por qué me daba la sensación de que el tema no tenía nada que ver conmigo? ¿Por qué me abrumaba tanto la responsabilidad? ¿Y por qué estaba harta de ser la que más dinero ganaba y la coordinadora social y la que paseaba al perro y la esposa y la futura madre y —a ratos, en momentos robados— la escritora...?

Ya no quiero estar casada.

Al otro lado de la pared mi marido dormía en nuestra cama. Lo quería y no lo aguantaba, a partes iguales. Pero no podía despertarlo para contarle mis penas... ¿De qué serviría? Ya llevaba meses viéndome desmoronarme, viéndome comportarme como una demente (los dos usábamos esa palabra) y lo tenía agotado. Ambos sabíamos que a mí me pasaba algo y él estaba cada vez más harto del tema. Habíamos discutido y llorado y estábamos exhaustos como sólo puede estarlo una pareja cuyo matrimonio se está cayendo a trozos. Teníamos la mirada de un refugiado. Los numerosos motivos por los que ya no quería ser la esposa de ese hombre son demasiado tristes y demasiado íntimos para enumerarlos aquí. Mis problemas tenían mucho que ver en el asunto, pero una buena parte de nuestras dificultades estaban relacionadas con temas suyos también. Es natural; al fin y al cabo en un matrimonio hay dos personas: dos votos, dos opiniones, dos bandos opuestos de decisiones, deseos y limitaciones. Pero tampoco pretendo convencer a nadie de que yo sea capaz de dar una versión objetiva de nuestra historia, de modo que la crónica de nuestro matrimonio fallido se quedará sin contar en este libro. Tampoco mencionaré aquí todos los motivos por los que sí quería seguir siendo su esposa, ni lo maravilloso que era, ni por qué le quería y era incapaz de imaginar la vida sin él. No voy a compartir nada de eso. Basta con decir que, en esa noche concreta, él seguía siendo tanto mi faro como mi albatros. Lo único que me parecía tan impensable como irme era quedarme. No quería destrozar nada ni a nadie. Sólo quería marcharme silenciosamente por la puerta de atrás, sin ningún jaleo ni secuela, y no parar de correr hasta llegar a Groenlandia.

lunes, 20 de enero de 2014
posted at 11:42

Rompí a llorar. Me encanta esa expresión. No se dice rompí a comer o rompí a caminar. Rompes a llorar o a reír. Creo que vale la pena hacerse añicos por esos sentimientos.

domingo, 19 de enero de 2014
posted at 19:09

Bien adentro, ella sabía quién era,
y que esa persona era inteligente y amable,
de vez en cuando incluso divertida,
pero de alguna manera su personalidad
siempre se perdía entre su corazón y su boca,
encontrándose a sí misma diciendo cosas equivocadas o,

más seguido, nada en absoluto.

sábado, 18 de enero de 2014
posted at 7:53

Para allá vamos, sin dudas, sin pensamientos
Ya me harté de la Gabrielle esa, la pesada
La que me critica todo, la que me amarga las mañanas.
Que ahora volaré, que ahora renaceré
Porque aunque no quiera aceptarlo, esta es mi realidad
Esto que siento tan fuerte, es mio.

Sí, mio, ¿Y qué?

lunes, 13 de enero de 2014
posted at 17:00

Almudena;
En tus ojos brillan las estrellas
Corre sangre limpia por tus venas
Como tu vestido, baila y se menea
Y en la arena, escribes tu nombre y dejas huella
Y se ve tan alta tu belleza
Como entre tus dedos, vuela el tiempo vuela

Sin tristezas ni dolor
En el mar lava sus pies
Cada tarde con el sol
Acarician su vejez

Anunciada...
Una muerte libre de pecados
Por que de su vientre a despojado
Toda la amargura, todo al mar el llanto
Y en la espuma navegando.
La espesura de su labios
Rompe el cielo en un segundo
Para amarte tanto, tanto.

Sin tristezas ni dolor
En el mar lava sus pies
Cada tarde con el sol
Acarician su vejez

sábado, 11 de enero de 2014
posted at 20:31

Aunque muchas veces me de pena, me de ansiedades, me pongo nerviosa, me tiritan las manos, al final siempre termino feliz, sólo tengo que empezar a dejar de pensar tanto y empezar a sentir más.

Me gusta pasar las noches en vela, escuchando música, cantando, llorando y riendo.

martes, 7 de enero de 2014
posted at 1:41

Son momentos como estos en donde me siento sola, me invade un sentimiento horrible, me doy media vuelta y abrazo mis gatos, tratando de llenar el pequeño vacío que hay.

sábado, 4 de enero de 2014
posted at 17:37

Camino oscuro, brisa de otoño, la luz de los faroles ya no alumbran como acostumbraban a brillar años atras, camino y camino y no llego a ninguna parte. Me giro y todo lo que había recorrido no era nada más que un par de cuadras, pero yo sentía que llevaba semanas ahí.

Cuando volví a mirar al frente el paisaje había cambiado, me habían dejado sola, ahora muy altos árboles me rodeaban, no alcanzaba a ver su copa, un aire frío recorrió mis piernas, mientras las hojas caían, caían y caían, hasta que me taparon y dejé de respirar.

No sé quien me había sacado de ahí, pero apenas desperté vomite agua, agua que no dejaba de salir de adentro mío. Me dolía la cabeza, no sentía mis piernas, y mis manos temblorosas me tapaban los ojos para que no siguiera viendo todo lo que vomitaba.

Una luz muy fuerte me apunto, mis ojos se cegaron y tuve que mirar a otro lado, escuchando como mucha gente empezaba a correr hacía mi dirección.

Me agarró entre sus brazos, me levanto y me acostó, me pasó una pluma suavemente por los brazos, haciendo que tuviera cosquillas, se quedo sentado a mi lado, sonriéndome, toco mi pelo, hizo una trenza de el, para después rozar suavemente mis labios, con la yema de sus dedos. Escalofríos.

jueves, 2 de enero de 2014
posted at 11:52

Y así como dieron las 12, abracé al único hombre que en verdad me daba amor incondicional, mi gato Gnocci. Vimos los fuegos artificiales en familia, grandes, hermosos y ruidosos, mis gatos se escondían debajo de la cama asustados, mientras yo les agarraba sus patitas y les hacía cariñito para que se relajaran.

Al momento en que se fue mi familia, el plan ya estaba en marcha, nos subimos al auto, dimos un par de vueltas y partimos felices de viaje, nadie nos tenía fe, que cómo nos íbamos a ir tan tarde a tal lado, pero lo hicimos, llegamos, contentos y muy en otro mundo. Estaban sus amistades en el centro del lugar (que de a poquito han pasado a ser mías) en un árbol maravilloso que parecía que no tuviera fin, la música sonaba fuerte, la gente estaba loca, luces, copete, gritos, bailes, saltos, risas y vinelle.

De a poco empezó a amanecer y ya todos nos veíamos los rostros. La crazy people como decidimos apodarla. Caminamos entre muchos cuerpos muertos, un olor horrible, pero estábamos todos contentos. Bajoneamos con empanadas a las 10 de la mañana y después morimos en el departamento de uno de los chiquillos, bien arriba de un cerro, con una vista espectacular, deseada, anhelada, asombrosa y toda para nosotros.

sábado, 28 de diciembre de 2013
posted at 22:19

La música sonaba tan fuerte, las vibraciones chocaban en mi cuerpo y sentía como todo temblaba, mis rodillas perdían el control, mis pies no se paraban de mover, mis brazos seguían el ritmo frenético, mientras sudabamos, sudabamos todo, las alegrías, las penas, las preocupaciones, el amor, el odio. Las luces cambiaban de color, haciendo que todo se moviera lentamente y mi cuerpo no paraba de bailar, no paraba de moverse, en momentos estaba rodeada de gente, en otros era yo la única ahí, o eso era lo que sentía yo cada vez que cerraba los ojos y me dejaba fluir. Me elevé, me estire, gocé, lo deje todo en esa pista de baile. Cuando todo termino, había un sentimiento de pena dentro, era el echo que no quería dejar de bailar, pero ya eran las 5 de la mañana, y los guardias ya nos echaban porque eramos los únicos todavía allí.

Terminamos en Baquedano, viendo el amanecer mientras fumábamos. Los pájaros cantaban, el viento corría, el sol se hacía presente entre nosotros y lo único que queríamos era seguir bailando.

miércoles, 25 de diciembre de 2013
En un bar posted at 12:08

Quiero conocer un amigo
Esta noche en el bar
La tarde es larga
Tan larga que ni puedo moverme

Una lata en mi mano
Una imagen en mi mente
Una voz que necesito escuchar
Una sonrisa que necesito mostrar

Estamos solos, cariño
En un bote, de nuevo

Necesito ver a un amigo esta noche
O ver la gente en el bar
Desearía que no me pudieran ver en absoluto
Como deseo poder describir su dolor
O el mio.

La luz mística, el coro de humo
El olor a madera, la pose, el chiste
El pequeño mundo adentro
Que necesita salir
Necesita salir

Quiero conocer un amigo
Esta noche en el bar
La tarde es larga
Si solo tuviera la fuerza
De ver a toda esta gente,
Todos tan solos como yo

Todos tan solos,
Todos tan solos como yo.

lunes, 23 de diciembre de 2013
posted at 22:54

Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos… Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella… Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderás para siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado… que las fuerzas de la química escapan a la razón y les impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejarás de intentarlo, te rendirás y buscarás a esa otra persona que acabarás encontrando. Pero te aseguro que no pasarás una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más… Todos saben de qué estoy hablando, por que mientras están leyendo estas lineas, se les ha venido su nombre a la cabeza… te librarás de él ó de ella dejarás de sufrir, conseguirás encontrar la paz (la sustituirás por la calma) pero te aseguro que no pasará un día en que no desees que este aquí para perturbarte. Porque a veces se desprende más energía discutiendo con alguien que amas, que haciendo el amor con alguien a quien aprecias.

domingo, 22 de diciembre de 2013
luz posted at 22:10

De un momento a otro todo paso de estar en primer plano a segundo plano, los colores se volvieron más fuertes y las pieles tornasoles. Los arboles se abalanzaban sobre mi, me acariciaban y se alejaban, sus hojas me saludaban mientras el pasto me abrazaba delicadamente. El viento corría por mi cara, mientras mis piernas perdían habilidad alguna, absorbía todo lo que pasaba, a quien pasaba, su energía era mía. El humo jugaba con mi cuerpo y un fantasma salía de mis labios. El polvo rodeaba todo, el sol no se escondía y nos llenaba con sus rayos, la música sonaba tan fuerte pero tan lejana al mismo tiempo, no podía pestañear, tenía que mirarlo todo. Una felicidad me llenaba desde el fondo del estomago, quería saltar, quería reír, quería correr, y lo hice, hice todo lo que quise, mientras mi cuerpo se sumergía en nuevas experiencias, sin miedo a nada, libre.

miércoles, 11 de diciembre de 2013
posted at 21:33

Quién sabrá de mi si estoy muriendo?
Quién encontrará mi alma tan lejos?
Quién recordará mis pensamientos?
Quién se dormirá aqui en mi lecho?
Quién dirá que fui su amor eterno?

Y quién se quedará con mis zapatos?
Quién celebrará mi aniversario?
Y quién encenderá la luz del patio?
Quién me llevará... al mar abierto?
Quién... hará cenizas de este cuerpo?

Quién sabrá de mi si estoy muriendo?
Y quién se dormirá aquí en mi lecho?
Quién me rezará?
Quien hará el duelo?
Quien desvelará, buscando vida entre mis huesos?

Quién me llevara... al mar abierto?
Quién... hará cenizas de este cuerpo?

martes, 13 de agosto de 2013
posted at 23:26

Extraño de una sobremanera ese departamento, situado en la 23, entre la 2da y la 3era, en donde llegaba y 3 bonitas y nuevas personas, me recibian con sonrisas y anecdotas. Despertarme a las 7 de la mañana en mis vacaciones de invierno me daba lo mismo, pelear por el baño, ver quien se duchaba primero o quien ocupaba el secador (o el alisador). Tomar desayuno juntas, caminar una cuadra y comprar nuestro santo café helado de todas las mañanas, que sólo estaban a 1 dolar con 50 centavos, que nunca olvidare, porque me salvó de las mañanas más calurosas vividas.

Extraño a mis profesores, extraño a los asistentes, extraño incluso, al curso que era conmigo, aunque varios me incomodaban, varios eran divertidos y se reían conmigo. Las clases, lo que aprendí se me quedara grabado como tatuaje.

Y extraño a toda la gente que conoci, chilenos y gringos, colombianos o europeos, todos, todos, hicieron que viviera una experiencia totalmente... sorprendente.

Creo que... me renové, creo que empecé una gran etapa en mi vida.
Soy feliz.

jueves, 28 de febrero de 2013
posted at 23:19

Ok, generalmente no me doy la paja de escribir directamente lo que siento, sino que lo hago en una volá más narrativa y con palabras bonitas para quien mierda lea esto lo interprete como quiera, pero ahora estoy saturada, estoy con odio y por mi mandaría a todos/as los aweonaos/as a la mierda.

Las mariconadas van y vienen, pero me molestan tanto, tanto que me hagan weas que yo nunca, NUNCA le haría a alguien, ni a un amigo/a, ni a mi hermana ni a un ex. Pero hay gente que les da lo mismo, que si tienen el poder, lo hacen, porque quizás así se sienten más fuertes, pero no saben ná que pasan a ser unos maricones de mierda, una escoria más y que ojalá se les metan todos los perros del mundo por el hoyo.

Y sí, será la entrada más flayte y ordinaria que he escrito, pero tengo rabia, tengo ganas de arrancarle los ojos a alguien y tirarle un pollo certero en el hocico que se gastan.

Y ahora sólo la gente que vale la pena importara, la que de verdad vale la pena, no como ellos.

miércoles, 27 de febrero de 2013
posted at 0:08

El fuego quema,
El agua calma,
Tu me tranquilizas;
Cuando estoy fría por dentro
Tu eres tibio y brillante,
Sabes que me haces muy bien

Con tus ojos de niño
Tu eres más de lo que aparentas,
Ves en el espacio,
Lo veo en tu rostro;
Los lugares que has estado
Las cosas que has aprendido
Se sientan contigo hermosamente

Sabes que no hay necesidad de esconderse
Sabes que digo la verdad
Somos iguales
Puedo sentir todo lo que haces
Escuchar todo lo que dices
Incluso si estas lejano
Porque soy yo, el universo y tu.

Como las estrellas alumbrando fuertemente
Haciendo hoyos en la noche
Somos puentes en construcción.


Sabes que no hay necesidad de esconderse
Sabes que digo la verdad
Somos iguales
Puedo sentir todo lo que haces
Escuchar todo lo que dices
Incluso si estas lejano
Porque soy yo, el universo y tu.

Cuando estés solo
Te mandaré una señal
Para que solamente sepas
Que soy yo, el universo y tu.

Soy el universo y tu.
Soy el universo y tu.

lunes, 18 de febrero de 2013
posted at 1:37

Y me besó. Fue del tipo de beso del que nunca podría hablar en voz alta a mis amigos. Fue el tipo de beso que me hizo saber que nunca había sido tan feliz en toda mi vida.

lunes, 4 de febrero de 2013
posted at 23:10

¿Qué habrá pasado con ellos?
Ellos, ellos camuflados, ellos escondidos.
Que sin ganas de nada son todo y al mismo tiempo... nada.
Ellos que construyeron un mueble alto, un mueble duro.
¿Qué habrá pasado con ustedes?
Ustedes que promesas hacían.
Ustedes que abrazaban sin mirar atras.
Ustedes que golpeaban la puerta antes de entrar.

¿Qué habrá pasado con nosotros?
Nosotros que debamos vueltas.
Nosotros que nos gritábamos hasta terminar en llantos.

¿Qué habrá pasado conmigo?
Yo quien nunca tenía miedo.
Yo quien nunca dudo.
Yo quien nunca tuvo miedo de ser yo.

Yo ahora no es yo.
Yo ahora es tu.

Un tu que va más allá.
Un tu que se transforma en una pelusa que vuela.
Vuela lejos, vuela alto, vuela bajo, vuela hasta su fin.
Un fin que quizás no sepa cual es.
Un fin que puede estar cerca o lejos.

¿Qué será de mi?
Seré grande o quizás chiquitita.
Seré cariñosa o quizás pesada.
Seré todo lo que quiera.
Seré todo lo que quieras.
Seré todo lo que quieran.

Seré, seré... ¿Qué quieres que sea?

Porque no, no, no.
No me mires así, no me agarres así.
¿No ves que me duele?
Duele sentirte así, duele que me sientas así.

Duele que no seas yo y yo no sea tu.
Duele que seamos todo y seamos nada.

Duele.

¿Seamos todo?
Abrázame, tócame, bésame, siénteme, acaríciame, aprétame, rósame, lámeme, mátame.
Se uno conmigo, se dos conmigo, se hasta tres conmigo.

Se mi todo, se mi nada.

Pero no mires hacia atras.
Porque si miras haacia atras, todo se derrumbara.

¡Salta!
A la cuenta de tres, ¿Ya?

Uno... Dos... Tr-

sábado, 12 de enero de 2013
posted at 1:16

Ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya ya no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no no.

Kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj.
¿Por qué?
¿Porrr qqqquééé?
Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhfggggggggggggggg,



No  no no no no no no no no no no no no.
Abrazame nomá'.

miércoles, 5 de diciembre de 2012
posted at 20:56

Me han pisoteado tantas veces, tantas veces que he tenido ganas de no seguir. Que da lo mismo, que muerdan mi cuerpo, que fracturen mis piernas, que muelan a palos mi espalda.

Pero ya me cansé.

Me cansé de ser la que siempre sede, me cansé de bajar la cabeza y recibir todo, me cansé. Me cansé de pedir disculpas, me cansé de dar sonrisas falsas y me cansé de darles a todos en el gusto.

Porque hay otra Gabrielle, una que no ríe todo el tiempo. Porque me tiene harta la vida que llevo, o que la juzguen. Me tiene pero enervadísimo el hoyo que si hago algo lo encuentren mal, y si realizo lo otro, también lo encuentren mal. Me da lo mismo, viviré como yo quiera vivir. Que si me corto las piernas es mi drama y qué te importa a ti, que me de pena una vez al mes es mi asunto, que no me hablen, que no me pidan tantos favores, que entiendan que ya me cansé.

Que quiero estar sola aunque me dé pánico estarlo. Que necesito enfrentarme a mi misma y superar mi miedo. Que ser así no es tan malo, o sea, yo me soporto, y vivo conmigo misma.

Me cansé de dar tanto, me cansé de darlo todo y que sientan que no di nada, me cansé de sacarme la cresta por los demás.

Pero yo sé, oh sí, yo sé que aunque diga que me cansé, volveré a hacerlo, porque así soy yo. Soy la que aunque diga que no se preocupara, lo hace, que no me dejaré pisotear, pero soy la primera en tirarme al suelo.

Porque lo que necesito es quererme, quererme tan fuerte, hasta el punto en que si siento que me caeré, sosterme de los hombros y decirme que todo estará bien, que confíe en mi y que siempre estaré ahí a mi lado, que mis distintas mentes no me dejaran de lado. Que soy mi única compañía a veces.

miércoles, 28 de noviembre de 2012
El cielo no es suficiente posted at 21:44

El cielo no es suficiente
Si cuando llegas ahí
Es sólo otro azul.

Y el cielo no es suficiente
Cuando tu piensas que lo haz encontrado
Pero te pierde.

Has pensado en todo lo que hay
Pero no lo suficiente
Y te pierdes en una nube.

Ahí todo es más de lo que parece
Donde sólo ves las cosas que quieres ver.

Yo volé lejos, a un plano superior
Para decir palabras que resisto
Para flotar
Para suspirar
Para respirar... olvidar.

Y el cielo no es suficiente
Si cuando este ahí no te recuerdo
Y el cielo si es suficiente
Cuando piensas que lo sabes
Y te usa.

Ví muchas cosas
Pero como en un sueño
Siempre perdiéndome en una nube

Porque no pude llorar,
Porque di la vuelta,
No pude ver la partitura,
No conocía el dolor
De dejar el ayer realmente muy atrás.

En otra vida
Con un nombre diferente
Lo dí todo por una memoria
Y una mentira callada.

Y sentí la mirada
De un frío anochecer,
Todavía no sé la partitura
Pero si sé el dolor
De dejar todo realmente muy atrás.

Y si pudiera llorar
Y si pudiera vivir la verdad que realice en ese entonces,
Llévame ahí.
Adiós cielo.

jueves, 22 de noviembre de 2012
posted at 0:30

Me siento solita, me siento muy sola, quizás es momento de callarme un rato y escuchar que tiene que decir mi cabeza, mi corazón y mis manos.

Uhm uhm uhm.

sábado, 6 de octubre de 2012
Dulce otoño posted at 17:12

Cuando las hojas van cayendo echo un vistazo a cada página 
y el nudo del recuerdo trae de todo menos lástima 
acaríciame, siento cada pliegue de mi piel 
mi vida en surcos ocaso y ya no soy lo que produzco 
por si acaso pienso quede lo que quede 
hoy me siento preparado para cuando el fin me llegue 
sigo vivo y aprendí: que las cosas más sencillas son vitales 
que además de ver en tí te puedes ver en tus iguales 
es la magia, marrón y anaranjada es la nostalgia 
y el futuro es la ocasión para dar gracias, 
tantas como veces te has sentido afortunado y, 
tantas como veces recibiste lo que has dado 
y es pecado dejar pasar el momento 
y algunos se me escaparon, 
en mi reloj de arena el tiempo es algo relativo 
todo lo que esquivo es parte de lo que hace sentir vivo 
a este cansado, viejo que dirían los más jóvenes 
si no acepto más órdenes y escucho lo que dicta mi alma 
guía cada instante, sigue invicta desde entonces, 
viendo lo que siendo joven no ven los sentidos 
disfrutando que le robé al tiempo más de mil latidos 
desde antaño mi mar tiñe castaño mi paisaje 
y entra menos desengaño en mi equipaje 
menos daño en este traje, 

sueño que soy la hoja que aferrándose resiste 
y viste de felicidad mi dulce otoño 
 
Porque cada paso en firme cada fallo trajo algo 
cada enemistad y cada página cayendo, 
vino el tiempo y se llevó lo menos importante lo más sucio 
aquello que me hacía sentir vacío 

Y me conozco, sé que aun me queda y tengo tanto que aprender 
con menos que perder en este atardecer camino, 
quizá cansado pero más feliz que nunca 
con la calma y la paciencia del que sabe lo que busca 

Fui apartando las minucias que a menudo atosigaban, 
fueron yéndose y cayéndose las falsas amistades 
sí, creo en el destino pero no en casualidades 
creo en que el amor no entiende ni de razas ni de edades 
nimiedades parte del pasado son, 
hoy mi protección es hablar con el corazón y que se abra, 
saber que por más que siembres no recoges si no labras, 
cuántos de los que juraron mantuvieron su palabra 
ahora, todo es más lento fluyo con lo inevitable

soy murmullo de ese viento que golpea estos cristales, 
observo más que antes temo menos a mis lágrimas 
presiento la ignorancia y mala fe de las sarcásticas, 
muecas por sonrisa falsa prisa con que marchan, 
problemas se evaporan como escarcha 
manchas en mi piel son un fiel reflejo de lo lejos que he llegado, 
y que alguien me recuerde, es mi legado 
sin esperas y más arrugado que antes 
una vida en perspectiva, miles como acompañantes 
pocos en mi narrativa ganas, 
y del color de mil anécdotas mis canas 
cotidianas mis mañanas, malas lenguas fueron vanas 
nada de que arrepentirme y orgulloso de intentarlo todo, 
cada recuerdo es tatuaje en mi interior y cada error me hizo ser mejor 
puse vigor para cada traidor y miro con valor y vivo en el albor  


Hoy más tranquilo, el tiempo me enseño secretos 

La fuerza no se esconde en amuletos 
Reside en como afrontas los aprietos 
El amor hacia mis nietos 
El respeto a toda clase de sujetos 
Lo que deba llegar que bienvenido sea 
El fin de mi tarea no fue el fin sino el trayecto 
Si vivir es la odisea el horizonte que clarea 
En esta aldea parece perfecto así que bienvenido lo que sea.

jueves, 4 de octubre de 2012
mariposas posted at 0:10

Mírame como a las mariposas
su belleza te enamora
y como las entiendes
cuando vez que se transforman.

Háblame como lo haces con ellas
dulcemente largas horas
como te vuelve loco
cuando ves que no se alejan.

Tómame entre tu mano
así en silencio y dame tu sombra
acaríciame suave
que yo no pierda color ni forma
déjame libre cuando
me veas inquieta, me veas ansiosa
que no es para escaparme
yo vuelvo cuando tu amor me nombra.

Búscame, sabes donde se alojan
al rocío de la aurora
vuelan de rosa en rosa
corazones tornasol
le gusta estar a solas, pero vuelven.

Tómame entre tu mano
así en silencio y dame tu sombra
acaríciame suave
que yo no pierda color ni forma
déjame libre cuando
me veas inquieta, me veas ansiosa
que no es para escaparme
yo vuelvo cuando tu amor me nombra.

domingo, 23 de septiembre de 2012
posted at 23:46

Teníamos las narices a tan poca distancia que pensé que con un leve movimiento podíamos rozarlas. Pero lo más impresionante eran los ojos. Mis ojos, los suyos.
Mis ojos en los de él. Sus ojos tenían mi cara dentro.
"Te quiero", me dijo.
Y me dio un beso.
Me rozó los labios. Y lo único que sentí fue una cosquilla en la panza.

posted at 23:03

Sonrisas detras de besos. Manos que me agarran fuerte. Muchas palabras y frases que ni igualan los sentimientos que tengo. Quédate un ratito más a mi lado, que el dormir se me ha hecho más recurrente, que las pesadillas ya no vienen tan seguido. Que a tu lado vuelvo a ver felicidad.

miércoles, 19 de septiembre de 2012
posted at 15:03

Me arriesgaré, así de simple. Si sufro, sufriré, pero por lo menos podré decir que lo intenté, no dejare que mis fantasmas me persigan, que me abrumen mi día, que al fin de cuentas, es MI día, soy yo ante el mundo, soy yo ante ti, y esta soy yo.

No la mejor, ni la ideal. Muy lejos de la perfección, enojona, rabiosa y mañosa, malhumorada, auto-destructiva, depresiva pero sé amar, de una manera rara, pero amo, y siento, y puta que siento cosas, siento todo, una mirada, un roce y una sonrisa, un llanto, un golpe, una canción y un beso.

Hay que alejar las nubes de mi cielo, piensa en ti, Gabrielle, siempre piensa en ti, de manera positiva porque tu puedes, por algo sigues aquí, por algo sigues luchando día a día, porque tu puedes. Tienes las herramientas para hacerlo, es cosa de saber ocuparlas bien.

Caerás y caerás mil veces más, pero sé que me levantare, lo sé, porque lo he echo, mi pie derecho siempre al frente mio, la cabeza -aunque me pesa- levantada, sintiendo la brisa de un nuevo mañana.

Me costara, pero lo lograré, ahora, serenidad en mi mente, estoy decidida, un poco de tiempo para ordenar ideales, pero será mi nuevo yo.

Renacer entre las cenizas para ser una persona mucho mejor.

posted at 11:20

¿Por qué a veces me cierro a la idea de ser feliz?
Es una de las mayores preguntas que me hago y que me ronda la cabeza y me carcome la mente, si pudiera dejar de cerrarme tanto a un sentimiento que es tan bueno y puro como ese, quizás, ya no tendría tantos dramas conmigo misma, viviría más plena y todo sería mucho mejor.

Tengo miedo de caer de nuevo, tengo miedo de sufrir otra vez, tengo miedo de seguir adelante, tengo miedo de olvidar a personas, tengo miedo a que me olviden y tengo miedo de mi misma.

Tantas cosas distintas han pasado en este último tiempo, tantas cosas y mi cabeza no haya mejor motivo que hacerme cagar la psiquis con pensamientos que no salían a flote hace tiempo.

Tranquilízate y sonríe, todo siempre al fin y al cabo es para mejor, ¿No? Te mereces este momento.

jueves, 6 de septiembre de 2012
posted at 0:43

Esto es lo que pasa cuando entregas mucho de una.
Será una noche larga, volviendo a pensar si está bien, si el rumbo que estoy tomando es el indicado, siento que quizás estoy corriendo hacia el y no debería ser así, tengo que caminarlo y apreciar los detalles.

Disfruta, porfavor, disfruta..

Será otra noche larga.

lunes, 3 de septiembre de 2012
posted at 11:45


No te rindas, aun estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.
 
No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.
 
No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo tambien el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.
 
Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.
 
Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,
 
No te rindas por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque cada dia es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estas sola,
porque yo te quiero.