about
coin-operated
marie gabrielle. santiago, chile. veinte años. 10 de septiembre. music = life. diseño de vestuario.
moar here.



find me
martes, 6 de octubre de 2009
canon in D major posted at 21:07

Un par de palabras, sólo dos... pero que describen más de lo que deberían, que al simple hecho de ser nombradas, uno se queda sin aire.
Y se diría que me acaban de robar el aire, todo el aire que queda en mis contaminados -sí, contaminados- pulmones.

Era un día tan normal en mi vida tan normal, clases iguales, con el mismo sentimiento de aburrimiento, odio hacia el establecimiento, pero feliz por la compañía grata que comparto cada día, risas como siempre, burlas descaradas y un idioma que sólo nosotras podemos entender... ¿En que iba? ¡Ah si! Era un día normal en mi vida normal, hasta que veo el reloj y eran las 15:00 ... De un segundo a otro, mi mente se le borraron todos los pensamientos, ya no escuchaba la voz del profe Maximiliano -Leopoldo la verdad, pero le carga que le digamos así-, agarre mis audífonos y puse una canción de esas... De esas que describen todos tus sentimientos con cada palabra que van cantando, con cada acorde tocado. Me mordí el labio más de lo normal, me enrede el pelo entre mis dedos y lo desenredaba, y en mi mente mil cosas pasaban, pequeños recuerdos, pequeños pero tan llenadores.

De un momento a otro estaba ahí, sus ojos color caoba, su pelo despeinado, su mirada de ingenuo -no sabría describirla la verdad-, y... mi mente volvío a funcionar.

Me da miedo... sí, tengo que aceptarlo, me da miedo todo esto. Es tan... no sé, como que... No lo merezco. ¿Qué hice en mi vida pasada para merecerlo? Debí ser, a lo mejor, una monja, de esas que entregan su vida por la demás gente. Pero bueno, como decía, a pesar de todo el miedo que mi subconciente me hace sentir -o podría referirme al "ello" o "super yo", ya ni sabría decir la verdad-, pero... a pesar de todo esto, veo que...

¿Qué veo?

Lo veo a él, me veo a mí.

Nos veo a nosotros.

Y estoy escuchando más y más canciones que hablan del mismo tema, escuchando si hay una frase que describa mejor todo esto. Pero no encuentro nada mejor que decirlo yo misma. Decirtelo yo, que lo sepas tu, que lo sepa todo el mundo. ¡Qué más da! Si lo único que me interesa es que lo sepas tu.

Son estos momentos, en que mi mente esta más liberada, encontré un poco de inspiración en esta cabeza llena de ideas locas, pero aún siento que... Estoy escribiendo cosas que no tienen coherencia para el resto, pero sí que la tienen para mi, y si saben leer entre lineas, se daran cuenta de todo lo que me está pasando en este mismo momento.

Mientras subía para llegar a mi casa, la música golpeando mi tímpano, mis dedos marcando el ritmo, tratando de recordar su sabor, me di cuenta que... Sí, no me arrepiento de nada de lo hecho y dicho. Y lo mejor es que... como dijo él "No es un sueño, es la realidad".

Y no me queda más que contar segundo tras segundo, hasta volver a ver a esa persona a quien ahora le dedico tantas horas de mi pensar.