about
coin-operated
marie gabrielle. santiago, chile. veinte años. 10 de septiembre. music = life. diseño de vestuario.
moar here.



find me
sábado, 6 de octubre de 2012
Dulce otoño posted at 17:12

Cuando las hojas van cayendo echo un vistazo a cada página 
y el nudo del recuerdo trae de todo menos lástima 
acaríciame, siento cada pliegue de mi piel 
mi vida en surcos ocaso y ya no soy lo que produzco 
por si acaso pienso quede lo que quede 
hoy me siento preparado para cuando el fin me llegue 
sigo vivo y aprendí: que las cosas más sencillas son vitales 
que además de ver en tí te puedes ver en tus iguales 
es la magia, marrón y anaranjada es la nostalgia 
y el futuro es la ocasión para dar gracias, 
tantas como veces te has sentido afortunado y, 
tantas como veces recibiste lo que has dado 
y es pecado dejar pasar el momento 
y algunos se me escaparon, 
en mi reloj de arena el tiempo es algo relativo 
todo lo que esquivo es parte de lo que hace sentir vivo 
a este cansado, viejo que dirían los más jóvenes 
si no acepto más órdenes y escucho lo que dicta mi alma 
guía cada instante, sigue invicta desde entonces, 
viendo lo que siendo joven no ven los sentidos 
disfrutando que le robé al tiempo más de mil latidos 
desde antaño mi mar tiñe castaño mi paisaje 
y entra menos desengaño en mi equipaje 
menos daño en este traje, 

sueño que soy la hoja que aferrándose resiste 
y viste de felicidad mi dulce otoño 
 
Porque cada paso en firme cada fallo trajo algo 
cada enemistad y cada página cayendo, 
vino el tiempo y se llevó lo menos importante lo más sucio 
aquello que me hacía sentir vacío 

Y me conozco, sé que aun me queda y tengo tanto que aprender 
con menos que perder en este atardecer camino, 
quizá cansado pero más feliz que nunca 
con la calma y la paciencia del que sabe lo que busca 

Fui apartando las minucias que a menudo atosigaban, 
fueron yéndose y cayéndose las falsas amistades 
sí, creo en el destino pero no en casualidades 
creo en que el amor no entiende ni de razas ni de edades 
nimiedades parte del pasado son, 
hoy mi protección es hablar con el corazón y que se abra, 
saber que por más que siembres no recoges si no labras, 
cuántos de los que juraron mantuvieron su palabra 
ahora, todo es más lento fluyo con lo inevitable

soy murmullo de ese viento que golpea estos cristales, 
observo más que antes temo menos a mis lágrimas 
presiento la ignorancia y mala fe de las sarcásticas, 
muecas por sonrisa falsa prisa con que marchan, 
problemas se evaporan como escarcha 
manchas en mi piel son un fiel reflejo de lo lejos que he llegado, 
y que alguien me recuerde, es mi legado 
sin esperas y más arrugado que antes 
una vida en perspectiva, miles como acompañantes 
pocos en mi narrativa ganas, 
y del color de mil anécdotas mis canas 
cotidianas mis mañanas, malas lenguas fueron vanas 
nada de que arrepentirme y orgulloso de intentarlo todo, 
cada recuerdo es tatuaje en mi interior y cada error me hizo ser mejor 
puse vigor para cada traidor y miro con valor y vivo en el albor  


Hoy más tranquilo, el tiempo me enseño secretos 

La fuerza no se esconde en amuletos 
Reside en como afrontas los aprietos 
El amor hacia mis nietos 
El respeto a toda clase de sujetos 
Lo que deba llegar que bienvenido sea 
El fin de mi tarea no fue el fin sino el trayecto 
Si vivir es la odisea el horizonte que clarea 
En esta aldea parece perfecto así que bienvenido lo que sea.